Desde el origen de CREO Antofagas­ta podemos distinguir cuatro eta­pas de desarrollo: 2013, revisión territorial, línea de base integrada y escuchar a la comunidad; 2014, direcciones estratégicas, enfoque participativo; 2015, visión integrada de ciudad y portafolio; y 2016-2015, implementación de iniciativas claves.

 

Estas se han sistematizado en lo que llamamos el ‘Proceso de Visión y Priorización 2019 – CREO Antofagasta”.

El 2013 fue el punto de inicio de CREO Antofagasta, comenzando con la cons­trucción de una línea base en tres ni­veles:

  1. A nivel estratégico, con el apoyo de la OCDE, se realizó el ‘Review Territorial’ de Antofagasta, un documento que se ha focalizado en identificar los principales desafíos y oportunidades en materias de diversificación económica, planificación urbana y gobernanza para la ciudad.
  2. A nivel territorial, se desarrolló una línea base que permitiera medir las distintas brechas de calidad de vida urbana en los diferentes sectores de la ciudad.
  3. Y a nivel ciudadano, se le preguntó a los antofagastinos en distintas instancias de participación y activación ciudadana, cuáles eran los desafíos que tenía que enfrentar la ciudad y sus barrios.

Durante el 2014, el trabajo de CREO Antofagasta se enfocó en dar dirección estratégica al levantamiento de desa­fíos y oportunidades de la ciudad para el desarrollo de un diagnóstico com­partido y definiendo objetivos, indica­dores y metas que permitieran orientar la construcción de la propuesta de vi­sión de la ciudad.

 

Para este propósito, y en conjunto con el Comité Ejecutivo, se articularon los principales desafíos de la ciudad en torno a siete mesas temáticas que reu­nieron a más 100 representantes del Gobierno Regional, la Ilustre Munici­palidad de Antofagasta, los sectores y representantes de las organizaciones ciudadanas, la academia y el sector pri­vado en tres talleres consecutivos. El primero, para acordar el diagnóstico; el segundo para proponer objetivos, indi­cadores y metas; y el tercero, para pro­poner estrategias y levantar e integrar los proyectos y programas existentes y potenciales proyectos que pudieran contribuir a conseguir los objetivos y estrategias planteadas. Así, se levantó un portafolio de 365 proyectos y cerca de 58 iniciativas, agrupadas inicialmen­te en 16 estrategias.

Las mesas temáticas fueron las si­guientes:

 

  1. Uso de suelo y crecimiento: donde se propuso el desarrollo de una ciudad de barrios con un centro histórico re­novado y subcentros de calidad que potencien la vida de barrio con servi­cios, comercio, actividades productivas limpias, equipamientos comunitarios y espacios públicos, a través de la re­valorización de áreas actualmente su­butilizadas, generando una oferta de vivienda inclusiva y empleos locales y flexibles para los habitantes de Anto­fagasta. Los subtemas priorizados fue­ron:
    • Provisión de vivienda accesible e integración de los sectores vulnerables.
    • Consolidación del centro y desarrollo de subcentros urbanos y centros de barrios.
    • Crecimiento por regeneración y crecimiento por extensión planificado.

 

  1. Transporte y movilidad: que propu­so una ciudad conectada por diversos medios de transporte complementa­rios entre sí, que genere renovación urbana e integración social, integrando sus barrios, subcentro, centro y bor­de costero, a través de un servicio de transporte público de alto estándar, que potencie los espacios peatonales, el uso de bicicletas y un plan de gestión logística portuaria, que aumente los estándares de seguridad para las per­sonas y reduzca los niveles de polución ambiental y acústica asociados al tráfi­co de carga. Los subtemas priorizados fueron:
    • Movilidad urbana.
    • Transporte logístico.
    • Acceso centro.

 

  1. Espacio público y áreas verdes: una ciudad donde sus habitantes puedan disfrutar de una red de espacios pú­blicos, integrando el borde costero y el borde cerro, que conectará la ciudad mediante una estructura transversal de espacios públicos, donde los veci­nos puedan encontrarse y recrearse al aire libre. Los subtemas priorizados fueron:
    • Cobertura y calidad de espacios públicos.
    • Desarrollo del borde costero.
    • Sustentabilidad de espacio público.

 

  1. Sustentabilidad ambiental: una ciudad desértica, capaz de utilizar y manejar en forma eficiente sus recursos hídricos, energéticos y residuos sólidos, para sustentar la expansión urbana, orientando su desarrollo socio-económico, la educación ambiental y el capital humano, sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. Los subtemas priorizados fueron:
    • Energía.
    •  
    •  

 

  1. Participación y sociedad civil: una ciudad líder en participación a nivel nacional, con una gobernanza transparente y una gestión innovadora y participativa, que cuente con ciudadanos y organizaciones sociales provistas de liderazgos comprometidos con una cultura participativa, que permita generar el diseño, monitoreo y evaluación de sus políticas urbanas. Los subtemas priorizados fueron:
    • Capital social y nuevos liderazgos.
    •  
    • Monitoreo ciudadano.

 

  1. Diversificación económica: Antofagasta es una ciudad con alto potencial económico y buena base industrial, que lidera el ingreso per cápita a nivel nacional, cuyo desafío es asegurar y mantener su potencial para la diversificación económica y el mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad. Los subtemas priorizados fueron:
    • Diversificación económica desde la minería.
    • Calidad de servicios públicos y privados.

 

  1. Identidad y cultura: una ciudad que potencia su identidad, patri­monio y diversidad, para constituir­se en un polo de desarrollo cultural del norte de Chile y de los países de la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur, ZICOSUR. Los subtemas priorizados fueron:
    • Imagen ciudad.
    • Acceso y desarrollo a la cultura local.
    • Patrimonio urbano y natural.

En el año 2015, CREO Antofagasta inició una tercera etapa enfocada en proponer una visión integrada de ciudad y formular el portafolio de iniciativas priorizado, que contó originalmente con más de 300 proyectos agrupados en 58 iniciativas.

 

Como resultado de este trabajo, los siete ejes temáticos fueron reagrupados en torno a cinco visiones de ciudad: ciudad de mar, ciudad activa, ciudad de barrios, ciudad integrada y ciudad sustentable, visiones sobre las cuales se estructuraron los planes de trabajo.

 

Con estas cinco visiones, se desplegó un proceso participativo a través de cinco foros urbanos, en los cuales se presentaron cada una de las etapas del plan, desde el diagnóstico y los objetivos, hasta las propuestas de visiones de ciudad y el levantamiento de iniciativas.

 

El resultado de este trabajo participativo se plasmó en un portafolio general de iniciativas, que fueron analizadas en conjunto entre el Comité Ejecutivo de CREO Antofagasta y diferentes servicios públicos, de manera de evaluar dónde la organización podía focalizar su acción, tanto en fase diseño de los proyectos como de articulación de recursos para su ejecución. Este trabajo desembocó en la definición conjunta de un portafolio de 38 proyectos priorizados donde CREO orientaría su acción a partir de 2016. Esta cartera sería revisada el 2018.

A partir del año 2016 y hasta el año 2021, se estableció la fase de implementación de los proyectos de la cartera, que implica dar por concluida la base de visión estratégica del plan maestro para desplegar todos los esfuerzos en la etapa de diseño y ejecución de los proyectos.

 

 

> 2016-2018: Formulación, perfil e ingeniería de detalle de portafolio priorizado

 

Entre 2016 y 2018, el trabajo se enfocó en avanzar en la formulación, la prefactibilidad y el inicio a nivel de detalle del portafolio priorizado para, a partir de 2019, dar comienzo a la ejecución de los primeros proyectos estratégicos de la cartera.

 

Los focos de esta cartera fueron principalmente tres:

  1. Borde costero, focalizado en consolidar el Parque Borde Costero Antofagasta como el espacio público más importante de la ciudad, convirtiéndolo en un atractivo urbano y natural, un polo de desarrollo económico y un gran lugar para el encuentro social, donde se potencien actividades deportivas, recreativas y culturales que promuevan la equidad territorial y la participación ciudadana.
  2. Barrios integrados por medio de Paseos de Cerro a Mar, que busca la interconexión geográfica de la ciudad y mejorar los espacios públicos urbanos, a través de proyectos de gestión integrada.
  3. Proyectos de activación, con foco en potenciar el borde costero y las iniciativas de barrios integrados a través de diferentes iniciativas que inviten a la comunidad a utilizar y apropiarse del espacio público. Iniciativas como los “Juegos del Mar”, cuyo foco es activar el borde costero como espacio público vía acciones deportivas y de convivencia; “Antofagasta en Bicicleta”, para complementar la red de ciclovías; “Antofa Emprende”, que mediante ideas ciudadanas levantó soluciones a temáticas de la ciudad; además del trabajo colaborativo con juntas de vecinos del centro alto para desarrollar distintos esfuerzos de activación, así como las pinturas participativas, son algunas de las acciones diseñadas como antesala para la posterior transformación de los espacios públicos.

 

> 2019: Revisión de la visión y priorización de cartera

 

Entre agosto de 2018 y hasta marzo de 2019 se realizó un proceso de revisión de la visión y priorización de la cartera de proyectos de CREO Antofagasta, que incluyó la evaluación del portafolio en curso, la revisión de la visión de ciudad y, por último, la evaluación de nuevas iniciativas emergentes que serán presentadas por los distintos servicios públicos interesados en liderar iniciativas.